De pronto me encontré en un chat, nunca había pensado en la posibilidad de entrar en uno de ellos y si lo pienso más profundamente, no había ni oído hablar de que unas personas se pudieran comunicar por medio de un ordenador, para mí, internet en aquella época solo estaba al alcance de una minoría.

 

Apareció una ventana en mi pantalla, los mensajes iban saliendo como por arte de magia, mi torpeza en ese primer día no me dejaba participar en ellos, los privados se acumulaban, mis respuestas no llegaban a tiempo.

 

Por la noche soñé con ese mundo que había descubierto, donde las ilusiones, las fantasías y los sueños se podían hacer realidad y todo ello sin salir de mi hogar.

 

Hoy después de muchos años sigo aquí, con la misma ilusión, he tenido amistades, he tenido enemigos, he llorado, he sonreído, me he enfadado, he pataleado, he gritado, he sufrido…

 

Este mundo paralelo que está entre lo real y lo imaginario, muchas veces hace que olvidemos el estrés, las tensiones, el aburrimiento, nos hace sentir queridos, ocurrentes, divertidos, valorados, acompañados...

 

Hoy soy @ de este canal y voy a poner mi granito de arena al lado del vuestro para que entre todos los granitos formemos un gran canal en el que tod@s estemos a gusto.